¿Tienen anécdotas que contar?


 

Algunos de nuestros clientes han reconocido haber chupado el plato para no perder ni gota del chocolate caliente. ¡Y tenían razón!
Personas que se han conocido por internet en páginas de contactos decidieron tener su primera «cita a ciegas» en el comedor a oscuras. Y es después de la cena, con una copa en la mano, en el bar alumbrado, es donde se ven las caras por primera vez.
Organizamos también diferentes eventos a oscuras tales como sesiones de lectura o debates. Estos eventos son siempre momentos increíbles que dejan buen sabor de boca.
A oscuras somos todos iguales. Que seamos personas anónimas o famosas, políticos o actores (el príncipe William en Londres, el Primer ministro en Francia…) ¡nunca sabemos a quién tenemos sentado a nuestro lado!